26 de junio de 2011

V. Autoestima (Parte I)

Parte V


4. Autoestima (Primera parte)

La autoestima es entendida como una alta valoración a nosotros mismos, o el amor que nos profesamos, pero no sólo se concentra en la visión egoísta del sí mismo, sino que se completa cuando tenemos plena conciencia del otro, del vecino, la comunidad, el país, el planeta. En otras palabras, "el diálogo trascendental entre yo y el otro", como dice Manuel Barroso (2007, p. xxi).
Los venezolanos creemos que tenemos la autoestima "altísima" porque gastamos parte de nuestro presupuesto en productos de belleza y ropa, además nos gusta lucir "pepitos" (lindos, arreglados, perfumados y pulcros), nos gusta aparentar que tenemos, e inclusive nos desvivimos porque digan que somos chéveres, es tan importante para nosotros lo que opinen los demás, recuerden que tenemos un locus de control externo, que respondemos una encuesta sobre prosperidad y bienestar (calidad de vida), y obtenemos los resultados que nos ubica en el sexto país con mayor prosperidad del mundo (Encuesta de Gallup, publicada en abril de este año, y fue hecha en un total de 124 países). 
Claro, estos resultados hay que mirarlos más de cerca, para determinar las variables que pudieron intervenir en los resultados: 
Seré vendedora ambulante, pero jamás perderé el "glamour" (Cota Mil, Caracas)
  • "Esa empresa no es seria", fue lo primero que oí. Lo es, es una transnacional que tiene un historial que lo demuestra.
  • ¿A quiénes entrevistaron? Es otra de las preguntas que saltan a la palestra, bueno, la verdad es que en la muestra podrían sesgar los resultados, pero estoy segura de que por ser una empresa seria, tomaron una muestra representativa.
  • Lo que me llevó a preguntarme, ¿los encuestados comprendieron lo que les estaban preguntando? ¿Las preguntas estaban redactadas de manera tal que las diferencias culturales no nos afectaran? Para responderme estas preguntas, busqué y busqué, pero los datos que encontré más aproximados fueron los resultados presentados por Gallup, con los que pude constatar, no las preguntas, sino las respuestas presentadas en una escala con tres opciones: a) Próspero, b) Luchando y c) Sufriendo. E inmediatamente pensé, ¿será que nos da pena decir que estamos luchando, o peor aún, sufriendo? Con esa variable de locus de control externo pesando sobre nosotros, pues tal vez, esa sea la respuesta. Por otro lado, ¿será que respondimos desde lo que deseamos y no desde la realidad palpable? ¿será que no nos tomamos en serio la encuesta? 
Estos resultados nos dejan más preguntas que respuestas, y deja en evidencia que somos bastante contradictorios. Me inclino a que una de las razones de peso es que nos importa mucho el qué dirán, o como dice una amiga "podré perder hasta el trabajo, pero jamás el glamour". 
    ¿No les parece que los datos arrojados por esta encuesta podrían estar apuntando a que nos valoramos tan bajo, creemos que tenemos tan poco valor, que nos conformamos con los pobres resultados que han generado los gobernantes de turno? Los espero en la próxima entrega.

    Bibliografía:
    Barroso, Manuel (2007) Autoestima del Venezolano. Democracia o Marginalidad (2da. edición). Galac: Caracas.




    4 comentarios:

    1. Maribel, una pregunta: ¿Qué estrategias podemos asumir tanto individualmente como colectivamente para lograr sembrar la autoestima en nuestra sociedad?

      ResponderEliminar
    2. muy buena reflexion.. nuestra sociedad esta muy pendiente de la vanidad,creo q debemos buscar estrategias para hacerlos entrar en razon..

      ResponderEliminar
    3. Buenas preguntas; para reflexionar. Me llama la atención el hecho de que en ese estudio hayamos quedados a la par de los Daneses, que se consideran la población más feliz y segura del mundo; en la que el 30% de la gente tiene una casa de veraneo; con ingreso per cápita de 60.000 dólares. Entonces sí vale la pena preguntarse ¿Por qué tan cerca en percepción de Felicidad si estamos tan lejos en logros? ¿Hemos privilegiado el AUTO-convencimiento sobre la AUTO-estima? En realidad son válidas tus preguntas Maribel y espero que podemos reflexionar más al respecto.

      ResponderEliminar
    4. Hola de nuevo Bel!

      Concuerdo con Manuel Barroso en su planteamiento que si visualizamos la autoestima como él la define, como pueblo, en general, prevalece una autoestima baja, aunque profesemos una autopercepción alta de nosotros mismos, tanto como para salir tan alto en esa encuesta de Gallup, que es una de las empresas más serias en estudios estadísticos poblacionales. Tan seria es que se fueron de nuestro país en su momento, por la poca seriedad con la que acá se tomaban sus resultados.

      Lo que sí es cierto, y esto por los estudios que he venido haciendo sobre el tema, incluyendo algunos aspectos de la Psicología Económica y la medición de la Felicidad, es que los niveles de ingresos económicos operan hasta un nivel, y de allí en adelante pesan otras variables de tipo psicológica, sociales y hasta espirituales. En el caso de nosotros los venezolanos habría que correlacionar los que queremos como país y como vida personal, según la mayoría, y qué tan distante estamos de estos aspectos. Así como qué tan complacidos estamos con los logros alcanzados hasta ahora. Esto último, considerando nuestro bajo nivel de motivación al logro, tan vez nos dé luces sobre posibles respuestas positivas a la encuesta, además de las razones que tú, Maribel, asomas en tus planteamientos.

      Te comento que ahora no me baso tanto en el tema de la Autoestima. Prefiero centrarme en los Valores-del-Ser que cada persona ha de concientizar. Esto promueve procesos de crecimiento personal que impactan en varios aspectos y áreas de su vida (personal, familiar, social, económica, espiritual...) y toca, por supuesto, la autoestima.

      Una de las cosas que ve observado en mis vivencias, estudios y reflexiones, es que los venezolanos estamos muy centrados en satisfacer las Necesidades de Déficit, y esto tiene su lógica obviamente, y no le damos espacio a las Necesidades de Crecimiento o Metamotivaciones. Esto tiene sus implicaciones para el crecimiento en internalidad y el crecimiento personal y colectivo.

      Me parece bueno el comentario de Ramses, y tal vez con el comentario que di más arriba hecho algo de luz al respecto.

      Acá anexo una breve nota a mi blog, relacionado con lo tratado acá:
      http://myblog-wladimiroropeza.blogspot.com/2010/03/es-importante-el-tema-de-las.html

      ResponderEliminar