7 de diciembre de 2015

Te perdono

Como dije en el post anterior, aún me faltaba una asignación por resolver, la referida al perdón. 
Confieso que sólo revisar mis rencores apareció esta persona en primer lugar y con una distancia significativa de los que ocupan el segundo lugar. Así que decidí que mi ejercicio del perdón comenzaría por allí.
Bajo la óptica de la Psicología Positiva el Perdón es una actividad necesaria para avanzar en el camino del Bienestar. Por supuesto que es un proceso complejo, toma su tiempo y tiene la particularidad de ser un trabajo intrapersonal. Se define como el acto de dejar a un lado los sentimientos y prejuicios negativos que sentimos hacia la persona que causó el daño, pudiendo además generar sentimientos de compasión y generosidad hacia el victimario. La situación no se olvida, sólo deja de doler.
En esta actividad debo retratar mi proceso en los siguientes pasos:
  R:  Recuerdo del daño. Objetivamente. No autocompasión y no recordar al otro como malvado.
  E:  Empatía. Intentar comprender por qué el otro me hizo daño.
  A:  Don Altruista del Perdón. Recordar una ocasión donde yo fui el transgresor, me sentí culpable y fui perdonado. Agradecimiento por ello.
  C:  Compromiso. Perdonar públicamente (redactar un certificado de perdón). Escribir carta.
  E:  Engancharse al perdón. No es olvidar. Es cambiar el recuerdo del suceso.

Carta sobre mi proceso de Perdón a Chávez:

Tomada de América Economía (13/09/2012)

(R) Recuerdo del daño:

Reconozco que fuiste una persona carismática, con grandes habilidades verbales y para convencer a muchos sobre tus ideas y sentimientos.
Reconozco que muchas de las personas que te siguieron y aún te siguen expresan devoción hacia ti, hacia tu recuerdo y legado.
Reconozco que expresaste especial atención al sector de las personas los desposeídas.
Reconozco que hiciste consciente a muchas personas de que gozaban de derechos, más ignoraste los deberes.
Reconozco que expresaste odio a todo aquel al que te adversaba, a la clase media, a los empresarios. Y ejecutaste muchas acciones para perjudicar a este sector.
Reconozco que sacaste a flote el resentimiento "cultural" existente en gran parte de los venezolanos.
Reconozco que separaste a las familias y al pueblo venezolano en dos bandos que parecen irreconciliables, al tomar partida del grupo con el que se identificaron.
Reconozco que eres el causante del debacle social, moral, ético, profesional, industrial, social, judicial, económico, legislativo, educativo, institucional... que tiene el país. 

(E) Empatía

Me hiciste daño tuviste el poder de hacerlo, fuiste la persona más poderosa que ha tenido el país en mucho tiempo. La mayoría de los venezolanos te colocaron en ese lugar, como Presidente de la nación. Y en tus políticas, las personas como yo, adversas a tu gobierno, fuimos excluidos y/o maltratados.
Me hiciste daño porque separaste a mi familia
Me hiciste daño porque tuve que dejar mi trabajo por el ataque constante de personas pertenecientes a tu partido.
Me hiciste daño porque mermó mi calidad de vida, a pesar de haber hecho muchos esfuerzos de preparación profesional.
Me hiciste daño porque tenías un poder que afectaba mi entorno (exterior) y porque te di el poder de hacerme daño (interior).
Con lo descrito anteriormente no alcanzo a establecer la empatía, lo siento... aún no puedo.

(A) Don Altruísta del Perdón

Yo también he hecho daño y me han perdonado, pero reconozco que nunca en la escala que tu lo hiciste. 
Agradezco a las personas que han perdonado mis errores.

(C) Compromiso

Estoy comprometiéndome públicamente en comenzar este proceso de perdonarte Chávez, por eso está escrito en mi blog.

Engancharse al perdón

A estas alturas de mi reflexión reconozco sinceramente que aún siento mucho dolor, frustración, rabia, como si no he salido del paso R, el primero. No sé cuánto me va a durar este proceso. El perdón no es una de mis fortalezas pero también tengo consciente que el resentimiento afectará mis límites para alcanzar un mayor Bienestar. 
En algún momento de mi vida espero lograr decir de corazón: "Chávez, te perdono".

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Excelente reflexión y posiblemente seamos muchos los que tengamos como asignación pendiente, iniciar este proceso de Perdón a una persona que nos hizo tanto daño como lo hizo Hugo Chávez Frías. No es fácil iniciar este proceso que será largo y difícil y que requerirá de nosotros mucha compasión y misericordia. El haber ganado las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre, sirvió como punto de partida para comenzar a transitar este camino, para llegar a un final necesario: Perdonar desde lo más profundo de mi corazón a Hugo Chávez Frías.

      Eliminar